6 CONSEJOS que te AYUDARAN si vas a ZONAS DE SELVA

Si como yo, vives en una ciudad y la selva es una desconocida para ti, estos consejos si vas a zonas de selva, te van a ayudar mucho.

La primera vez que estuve, lo hice regular, no tenía experiencia en ese tipo de zonas y lo pasé algo mal. Los mosquitos me acribillaron y mi cara parecía una paella de acné, lo cual no fue lo peor, sino que no podías para de rascarte e imagínate como acabó mi cara.

Por eso he decidido escribir este articulo, que espero que te ayude a tener claro cómo es un clima selvático y poder protegerte de la mejor manera.

Vamos allá con los 6 consejos que te ayudaran si vas a zonas de selva.

USA REPELENTE DE MOSQUITOS

Como no podía ser de otra forma, mi primer consejo si vas zonas de selva, va para el repelente de mosquitos. Usa siempre repelente, pero no cualquier repelente.

Lo mejor es que lo compres en el lugar de destino, ya que allí tienen repelentes específicos para ese clima, es posible que en tu ciudad no tengas repelentes tan especiales.

Cuando me pasó lo de la cara de paella, no es que yo no llevara repelente es que no era el repelente necesario para esa zona, por lo que acabé comprando uno en Argentina para no seguir acribillada por los mosquitos.

Aplica el repelente de insectos regularmente para protegerte contra mosquitos y otros insectos que pueden transmitir enfermedades.

Actualmente, existe ropa que lleva repelente incorporado, considera llevar también este tipo de ropa tratada con repelente, llegado el caso.

QUÉ TIPO DE REPELENTE ES ADECUADO PARA ZONAS DE SELVA

En zonas de selva, donde los mosquitos y otros insectos son abundantes y pueden transmitir enfermedades como el dengue o la malaria, es importante utilizar repelentes de mosquitos efectivos. 

Te dejo un pequeño listado con tipos de repelente adecuados:

    • DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida): El DEET es uno de los ingredientes más efectivos y comunes en repelentes de insectos. Y seguramente sea el que más te suena. Proporciona una protección duradera contra mosquitos, garrapatas, y otros insectos. Puedes encontrar repelentes con diferentes concentraciones de DEET. Para zonas de selva, se recomienda una concentración del 20% al 50%. Yo suelo comprar del 50%.
    • Picaridina: La picaridina es otro ingrediente efectivo y seguro en repelentes de insectos. Al igual que con el DEET, elige una concentración adecuada, generalmente entre el 10% y el 20%.
    • Aceite de eucalipto de limón: Este repelente natural puede ser una opción si prefieres productos más amigables con el medio ambiente. Tiene propiedades repelentes de insectos y puede ser eficaz en zonas de baja a moderada actividad de mosquitos.
    • IR3535 (etil butilacetil aminopropionato): Este ingrediente es menos común pero efectivo en repeler mosquitos, garrapatas y otros insectos. Tiene la ventaja de tener un olor más agradable que el DEET.

Al elegir un repelente, ten en cuenta lo siguiente:

    1. Duración de la protección: Opta por repelentes que ofrezcan una protección prolongada, especialmente si planeas estar al aire libre durante largos períodos.
    2. Concentración del producto: En áreas de selva con alta actividad de mosquitos, considera utilizar repelentes con concentraciones más altas de ingredientes activos.
    3. Aplicación adecuada: Sigue las instrucciones del fabricante para aplicar el repelente de manera adecuada. Evita aplicarlo en cortaduras, heridas o cerca de los ojos y la boca.
    4. Reaplicación: Quiza el consejo que más fácil se olvida y uno de los más importantes. Si estás sudando mucho o te mojas, es posible que necesites reaplicar el repelente.

Recuerda que la elección del repelente puede variar según tus preferencias personales y las necesidades específicas del viaje y la zona que visites. 

Además, siempre es aconsejable consultar con un profesional de la salud antes de usar repelentes en niños pequeños o mujeres embarazadas.

APLÍCATE PROTECTOR SOLAR 

Otro de los consejos imprescindibles si vas a zonas de selva es el uso de protector solar con un alto factor de protección, ya que la radiación solar puede ser intensa en las selvas tropicales.

Aplica el protector antes de salir y renueva la aplicación según sea necesario.

En mi caso siempre utilizo factor 50 tanto facial como corporal y me lo reaplico cada hora y media o dos horas, sobre todo en la cara y las zonas que no lleve cubiertas.

Llevo años usando esta crema facial con factor 50 de Isdin y no puedo más que recomendártela. Es ligera, no da brillos a la cara y cunde muchísimo.

Para el cuerpo soy adicta a las cremas solares de Piz Buin.

UTILIZA ROPA LIGERA Y PANTALON LARGO

Lleva ropa ligera, de colores claros y preferiblemente de manga larga para protegerte de los insectos y el sol. 

La ropa transpirable es esencial debido al clima húmedo.

Siempre uso manga larga y pantalón largo ya que me quemo superfacil con el sol, soy muy fan de estas camisas de lino de Uniqclo (uso la talla L).

También me gustan mucho estas camisas de Columbia con factor solar incluido. La tengo en verde actualmente, talla L.

Eso sí, acaban llenitas de sudor al terminar el día, pero merece la pena invertir en un par de ellas para tener de quita y pon. Se secan rápido al sol y puedes lavarlas cuando llegas al hotel.

En la foto de portada llevo, además de la camisa de lino, un pantalón de trekking de Trangoworld.

Los pantalones de esta marca me parecen los más cómodos del mundo.

PONTE ZAPATO CERRADO Y CÓMODO

Utiliza zapatos cómodos y resistentes al agua, ya que es probable que encuentres terrenos pantanosos o lluvia frecuente. Botas de trekking o calzado para senderismo son ideales.

Además, hay muchos bichitos y animales por el suelo, vegetación… y mejor llevar el pie bien protegido.

Yo suelo usar zapatillas de montaña de Columbia o de Bestard, mi ultima adquisición para mi viaje a Chile han sido estas, y no puedo estar más contenta.

Si quieres algo más económico, en decathlon tienen una gran variedad a precios bajos.

NO OLVIDES TU GORRA O SOMBRERO

Tan importante como usar factor solar y repelente, es tener la cabeza protegida del sol.

En este tipo de clima el sol es más potente que en otras zonas, al estar cerca del ecuador, protege tu cabeza siempre.

Yo llevo años usando un sombrero de este tipo, al ser plegable no me ocupa nada en la maleta y a mi vuelta lo puedo meter a la lavadora sin problemas.

Hoy en día hay sombreros que ya llevan factor solar 50 incorporado, valora comprarte uno con estas características.

BEBE MUCHA AGUA Y COME ALIMENTOS SEGUROS

MANTENTE HIDRATADO

Es muy importante que te mantengas bien hidratado en zonas de selva, es posible que piense que no porque no te da sed.

Ten en cuenta que en zonas de selva, se suda mucho y por tanto pierdes mucha agua sin darte cuenta.

De hecho, pongo la mano en el fuego si te afirmo que irás al baño muchas menos veces de las que sueles ir habitualmente, y eso es porque el agua la pierdes por todos los poros de tu piel.

Mantente bien hidratado siempre, bebe incluso si no tienes sed. Te recomiendo llevar una botella de agua siempre contigo, y beber regularmente.

Aún así, es posible que te deshidrates y se te ponga dolor de cabeza, a mi me pasa, y te aseguro que bebo muchísima agua, en ese caso, te recomiendo comprarte alguna bebida con electrolitos añadidos para reponer parte de las sales y los mismos que ha perdido tu cuerpo.

En zonas de clima tropical las suele haber, en México me compraba la bebida Electrolit y en Chile El Power Ade 0%.

Puedes tomarla sola o mezclarla con agua.

Personalmente solas me parecen riquísimas, aunque cuando me queda poca y quiero que me cunda más la mezclo con agua para llevarla todo el día conmigo.

ALIMENTATE DE FORMA SEGURA

Otro de los consejos si vas a zonas de selva que has de tener el cuenta, es la alimentación.

Consume alimentos cocidos y evita comer alimentos crudos o sin cocinar, ya que podrían transmitir enfermedades. 

Lleva contigo aperitivos saludables y evita comer en lugares dudosos.

3 CONSEJOS EXTRA DE REGALO

    • Medidas antimaláricas: Consulta a un médico para obtener información sobre la malaria y toma las medidas antimaláricas recomendadas para la región que visitas. Hay zonas donde no es necesario tomar las pastillas y otras sí.
    • Respeta el medio ambiente: Sigue las reglas locales y respeta la flora y fauna. Evita tocar o alimentar a los animales, y no dejes basura. Practica un turismo sostenible para preservar la belleza natural de la selva.
    • Valora contratar un guía local o un experto: Contrata a un guía local o un experto en la selva para maximizar tu experiencia. Ellos te pueden proporcionar información valiosa sobre la flora, fauna y la seguridad en la zona que visites.

Aquí tienes listas de cosas que te serán muy útiles a la hora de organizar tu viaje:

ANTES  –  DURANTE  –  DESPUÉS

CÓMO ES EL CLIMA DE LA SELVA

Las zonas de selva se caracterizan por tener un clima cálido y húmedo durante todo el año. 

Estas áreas se encuentran cerca del ecuador, entre los trópicos de Cáncer y Capricornio.

Las características climáticas de las zonas de selva incluyen:

  • Temperatura constante: Las temperaturas suelen ser altas y relativamente constantes a lo largo del año, con pequeñas fluctuaciones estacionales. La media anual suele oscilar entre 25°C y 30°C.
  • Precipitación abundante: Las selvas tropicales experimentan lluvias abundantes durante todo el año. La precipitación puede superar los 2.000 mm anuales, y en algunos lugares puede llegar a los 4.000 mm. Estas lluvias constantes contribuyen a la exuberante vegetación y biodiversidad característica de estas regiones.
  • Estaciones poco marcadas: Aunque hay variaciones estacionales en la cantidad de lluvia, las estaciones no son tan distintas como en las regiones templadas. En lugar de estaciones claramente definidas, hay una estación húmeda y otra menos húmeda en el año.
  • Humedad elevada: La humedad relativa del aire es alta, generalmente superior al 80%. Esto crea un ambiente propicio para el crecimiento de una amplia variedad de plantas y animales.
  • Baja amplitud térmica diaria: La diferencia entre las temperaturas diurnas y nocturnas es mínima. Las noches suelen ser tan cálidas como los días, lo que contribuye a la estabilidad térmica.
  • Baja velocidad de los vientos: Aunque puede haber vientos ocasionales, la velocidad del viento generalmente no es muy alta en estas áreas.

Espero que este artículo con 6 consejos si vas a zonas de selva te sea de ayuda.

Cualquier aporte que te apetezca dar, lo puedes hacer dejando un comentario sobre este mismo post.

Guárdate el post en los favoritos de tu navegador y consúltalo siempre que lo necesites.

Alicia Rivas
Alicia Rivas

Llevo viviendo en Madrid más de 20 años. Desde esta web te quiero ayudar a organizar tu visita compartiendo contigo mi experiencias y recomendaciones 100% testadas, para que vivas, sientas y disfrutes Madrid.

Me gusta mucho viajar, por lo que también encontrarás información sobre otros destinos que he visitado que espero te inspiren y ayuden.

Deja un comentario