"Sala de Despiece". ¿Merece la pena comer en su barra?

"Sala de Despiece" es un espacio único y diferente en el barrio de Chamberí, en la mítica Calle Ponzano, cada día más de moda si cabe.


Tras su barra quieren rendir homenaje al tapeo tradicional del barrio, siendo esta una continuación de la cocina vista.  Los ingredientes de la carta apenas se transforman dando así gran importancia al producto.

Cuando entréis vais a sentir que estáis en una mezcla entre una carnicería y un congelador. La verdad es que el nombre le hace honor porque si que parece una sala de despiece.

¿Qué Comimos?

La carta es súper apetecible y como podéis ver parece un albarán, muy acorde con la filosofía y estilo del local. Tardamos un rato en decidir qué pedíamos y al final optamos por el famoso rolex, el atún en tartar y la alcachofa a la romana.

Rolex (ya preparado)
Precio: 6,50€

El rolex es un plato que lleva una yema de huevo cocinada a baja temperatura, foie, gel de vino y trufa. Salen dos unidades de la ración. Es uno de los platos estrella de la casa.

El rollito lo acaban sellando con calor mediante un soplete. Verles preparar los platos es todo un espectáculo.

El atún en tartar estaba... delicioso... va acompañado con alga nori y salsa "tigre que llora".

Lo mejor de este plato, y de todos en realidad, es que te lo acaban de preparar delante tuyo por lo que ves todo el proceso de mezcla de ingredientes final y ya vas babeando antes de que te lo sirvan. 

Tartar de Atún
Los crackers de alga nori me fliparon cosa mala.
Precio: 12€

La alcachofa fue para morir de amor, la traen como podéis ver en la primera foto y os la preparan como se puede ver en la segunda.

De las 3 texturas que salen de la alcachofa nuestra favorita fueron los 6 trocitos del corazón, seguidos por los trocitos del tallo y acabando por las hojas, las cuales parecían patatas fritas de lo crujientes que estaban. 

Si vais en temporada de alcachofas os recomiendo, sin lugar a dudas, que la pidáis y la probéis.

 Antes

Después
Precio: 12 €

En un principio estos eran todos los platos que íbamos a tomar (si acaso añadir un postrecito) pero qué pasó, que estábamos sentadas al final de la barra, en el (para mí) mejor sitio de todos pero también el más peligroso, porque ves salir y preparar todos los platos de todo el mundo y al final... acabas queriendo probar más cosas.

En la segunda ronda pedimos: el chuletón, las navajas y el majorero a la plancha.

El chuletón es otro de los platos estrellas, son 3 láminas de carpaccio de ternera de la finca con tomate rallado, trufata y aceite de oliva. te lo sirven así, tal cual, sin preparar, pero te explican como montar el plato para que lo disfrutes a tu gusto. Nos gustó muuuucho.

 Chuletón
Trae tres piezas
Precio: 9€

Las navajas nos entraron por los ojos, no recuerdo en qué momento de la noche a la gente le dio por pedir navajas y de tanto ver cómo las preparaban delante nuestro casi las dos dijimos a la vez... ¿y si las probamos?

Eran de galicia y estaban para haber comido infinitas, no os imagináis lo ricas que eran, llevaban cabello de ángel, yuzu y shiso.


Navajas
Precio: 6€

Acabamos pidiendo postre basicamente por gula y la verdad que aunque el queso estaba rico, nos lo podíamos haber ahorrado.

Como veis al final comimos más de lo esperado, pero es que estaba todo tan bueno y era tan apetecible que decidimos tirar la casa por la ventana.

Para beber optamos por el "Viore" D.O. Rueda a 2,40€ la copa y por "El hombre bala" un garnacha 100% de D.O. Vinos de Madrid a 3,80€ la copa que mi me encanta.

La carta de vinos es variada e interesante, la podéis ver aquí.



Mi Recomendación

Es un local pequeño en el que no se puede reservar por lo que lo mejor que podéis hacer es ir pronto (no más tarde de las 20h) y a ser posible entre semana porque los fines de semana es misión imposible.

Yo intenté ir un sábado la primera vez (ingenua de mi) y aunque llegue a tiempo de que me dieran número (sí dan número como en la carnicería) había tantos delante que fuimos a cenar a otro lado.

Queso majorero a la plancha
Precio: 7,50€

Si una vez que consigais entrar os dan a elegir sitio, intentad elegir el sitio del final de la barra, justo donde preparan los platos, como os comentaba antes conlleva cierto riesgo ya que es fácil que acabéis pidiendo más platos y queriendo probar todo, pero ver el mimo, cuidado y delicadeza con el que preparan cada plato, no tiene precio.

Las raciones son pequeñas en general y los precios van en consonancia, ¡cuidado!, porque si os liáis a pedir al final la cuenta puede irse de madre.

 En "La Recomendadora" pagamos la cuenta

En la primera visita, con la novedad, creo que será lo normal que os pase, nosotras al final salimos a 40 euros por cabeza, pero lo que disfrutamos lo valía. Fue una noche muy especial.


Valoración
Comida - 9/10
Servicio - 8/10
Calidad/Precio - 8/10
Atmósfera - 8/10
 --------------------------------------------------------------------

Sala de Despiece
Calle Ponzano, 11. Madrid
Teléfono: 91 752 61 06
Metro: Iglesia, Canal.
Precio: Entre 30-40 €
Pagamos la cuenta: SI
Web: http://www.saladedespiece.com/sala-de-despiece/



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Animáte a dejar tu comentario!.

Tu opinión seguro que ayudará al resto de los lectores.

Alicia.