domingo, 25 de junio de 2017

Dans Le Noir? Madrid. Cena a oscuras y vive una experiencia sin igual.

Ha llegado a Madrid el concepto "Dans le Noir?", y la verdad que desde ya mismo os tengo que decir que lo probéis, porque además preveo que va a tener muchísimo éxito y habrá que esperar meses para conseguir mesa.¡Ahí queda eso!


"Dans le noir?" es un restaurante en el que cenas a oscuras, pero completamente oscuras, nada de llegar con luz y que luego te la apaguen, o que te pongas un antifaz cuando ya estás sentada, como me ha preguntado alguna amiga cuando le conté la experiencia.

No, no, es a oscuras de verdad, os aseguro que no se ve absolutamente nada por mucho que os esforcéis, por lo que lo mejor es relajarse y dejarse llevar.


El Concepto

Este concepto lleva nada más y nada menos que 13 años de éxito internacional, y por fin este 2017 han decidido traerlo a Madrid. Para ello han contado con la experiencia de Manu Nuñez (el cocinero de Top Chef) para la elaboración del menú y con la ONCE para buscar a sus empleados.



El grupo "Dans le noir?" trabaja con un modelo de integración en el que emplea al 50% de su plantilla a personas con diversidad funcional en puestos de todo tipo dentro de la empresa. En España tiene un acuerdo con la ONCE, que les ayuda a encontrar a sus camareros-guía.

Lo diferente con otros restaurantes que ofrecen este tipo de experiencias sensoriales es que en "Dans le noir?" el personal de sala e incluso personal del propio grupo empresarial son invidentes o con discapacidad visual, nada de usar gafas de visión nocturna.

Me parece muy interesante y positivo para integrar en la sociedad a personas con este tipo de discapacidad y ampliarles sus posibilidades de empleo.


Pero, ¿Cómo es cenar en "Dans le noir?"?

Antes de nada deciros que en este tipo de restaurantes a oscuras la experiencia de cada uno puede ser muy distinta de la de los demás, os voy a contar cómo fue la mía.

No os puedo dar datos sobre lo que comí y bebí porque os estropearía la experiencia y lo que quiero es que la viváis al 100% porque es algo irrepetible.

Tampoco os puedo enseñar fotos de los platos, como hago habitualmente, así que os tenéis que fiar de mis palabras, esta vez no hay pruebas gráficas.


Estábamos citados varios medios gastro para vivir en primicia la experiencia. Cuando llegamos nos recibieron con una copita de champagne mientras Maite Sutto, la dueña del restaurante, nos contaba la historia de "Dans le noir?" y nos explicaba los protocolos que hay que seguir para entrar y salir del restaurante.

Una vez dicho esto, dejamos todas vuestras pertenencias en unas taquillas habilitadas fuera de la sala para así entrar más cómodos, y lo más importante, que no hubiera nada de luz dentro, ni móviles, ni relojes con manillas fluorescentes... nada.

Tras esto nos pusimos en fila india y nos presentaron a nuestros camareros, dos personas invidentes que serían nuestros guías durante toda la velada. En mi caso me atendieron Dani y Laia ¡súper majos!

Mi Experiencia.

Pasamos a la sala y a medida que íbamos pasando cortinas se veía cada vez menos, es de las oscuridades más oscuras en las que he estado.

Cuando llegamos a nuestra mesa, nos pusieron las manos en la que sería nuestra silla y nos sentamos. Teníamos una servilleta y cubiertos esperándonos.



Nuestro menú constaba de dos partes saladas, dos dulces y dos vinos. ¡¡Todos los platos eran sorpresa!!

El menú completo consta de cuatro 14 platos, de los cuales yo probé 8, pero hubiera probado más.

Antes de pasar os preguntará si tenéis alguna alergia o intolerancia, ya que al ser los menús sorpresa, han de saberlo para en caso necesario poneros otra cosa, así que tranquilos por esa parte, que aunque sea sorpresa, están en todo.

Nos fueron sacando los platos y los vinos y era ¡tan divertido intentar adivinar qué estábamos comiendo! A veces coincidía con mis compañeras de mesa, pero otras... nada que ver. ¡Es muy divertido!

Os dejo una foto que hice de los precios de los diferentes menús que se ofrecen.

Una cosa que me llamó la atención es que cuando me senté en mi silla tenía la sensación de estar sola y de tener todo el espacio del mundo para mi, era como si no tuviese a nadie alrededor.

Lo comento porque muchas veces que estamos agobiadísimos porque no tenemos sitio (en el metro por ejemplo), y tras esta experiencia, estoy convencida de que si cerrásemos los ojos sentiríamos que tenemos más sitio del que pensamos.


Mi Recomendación

Os recomiendo ir sin expectativas, relajaros y dejaros llevar, de todas formas si os ponéis nerviosos  por tanta oscuridad, se lo decís a vuestros camareros para que os saquen de la sala y listo.

Si guardáis silencio, la experiencia se disfruta más, cuándo estéis allí sentados lo valoraréis mucho, ya que la sensación es de como si estuvieras comiendo tú solo sin nadie más alrededor, supongo que es porque no tienes el concepto de espacio.



Parece que no, pero la vista es un sentido que nos resta mucha sensibilidad para el resto de sentidos. Hasta que no estás en un sitio así no te das verdadera cuenta.

Os recomiendo ir a probarlo, y coger la opción de menú que se adapte a vuestro presupuesto.

Si queréis algo distinto, sorprender a alguna persona especial, o sorprenderos vosotros mismos, este es el lugar. De hecho, yo ya estpy pensando en volver para toma el menú completo.

Una ultima cosa: No penséis en la hora, en que no tenéis el móvil con vosotros, no penséis en nada, relajados y disfrutad, merece la pena que os regaléis ese tiempo para vosotros y para sentir de una manera diferente.


Fotos: Propias y del restaurante.


Valoración
Comida - 7/10
Servicio - 9/10
Calidad/Precio - 7/10
Atmósfera - 7/10
 --------------------------------------------------------------------

Dans Le Noir?
Plaza del Boimbo, 5. Madrid
Teléfono: 91 296 27 61
Metro: Sol, Opera.
Precio: Desde 37,90€
Web: http://www.madrid.danslenoir.es/es/paga-inicial/



cookieassistant.com