"Bodegas Portia". Diseñadas por Norman Foster.

"Bodegas Portia" son las únicas bodegas del mundo diseñada por el afamado y prestigioso arquitecto inglés Sir Norman Foster, es un edificio, además de bonito, súper funcional, para su diseño el propio Foster estudio durante dos años, en época de vendimia, todos los procesos que se hacen para la elaboración del vino, para así diseñar la bodega a medida de sus necesidades, y que todo estuviera medido al detalle de forma que se optimice, energía y trabajo.


En "Bodegas Portia" todo está pensado para que se desarrolle de la forma más fácil posible, que nadie se estorbe en el trabajo ni se pierda tiempo, muy valioso en época de vendimia.

Pertenecen al Grupo Faustino y sólo elaboran 4 vinos monovarietales con uva tempranillo. Dos de ellos son vinos de autor (Portia Prima y Triennia).


¿Qué es un vino de autor?

El vino de autor es aquel que ha sido elaborado por un enólogo en concreto, quien se preocupa durante todo el proceso de producción (desde que se cultiva la vid hasta que el vino sale a la venta). de formar la personalidad del vino mediante la aplicación de sus conocimientos, dando como resultado un vino único y muy personal

Lo que lo diferencia del resto de vinos de la bodega (de los cuales también se encarga el enólogo) es que sus criterios y decisiones son totalmente libres, ajenas a cualquier legislación y a cualquier indicativo de crianza proporcionado por las Denominaciones de Origen.

Aquí os dejo los dos vinos de autor de "Bodegas Portia".

Con estos vinos de autor las bodegas intentan plasmar su identidad, su esencia, innovar... ya que con todas las normas que marcan los consejos reguladores, muchas veces no pueden hacer vinos cómo les gustaría y de esta forma son libres de hacer vinos que no se puedan igualar a otros.

Que decir tiene que generalmente los vinos de autor los elaboran a partir de las mejores viñas. Las cosechas suelen ser muy reducidas debido al riguroso proceso de selección necesario para obtener la máxima calidad.

Los otros dos vinos que fabrican: "Portia Roble" y "Portia Crianza".

En "Bodegas Portia", por ejemplo, de su vino de autor "Triennia" lo máximo que han llegado a sacar han sido 6000 botellas y sólo en las añadas en que la cosecha ha sido buena.

¿Qué podemos esperar de la visita a la "Bodega Portia"?

La visita comienza con un pequeño paseo por los viñedos que hay plantados alrededor de la bodega, ahí os explicarán que ellos hasta que las vides no tienen 5 años no empiezan a usar sus uvas para la producción del vino, que la condiciones de la tierra y la climatología de la zona vienen bien para las uvas... y muchas más cosas.

Una vid "bebé" brotando.

Luego pasareis al interior de la bodega siguiendo el mismo camino que siguen las uvas cuando llegan a la bodega tras ser vendimiadas. Y a partir de aquí es cuando veréis lo bien que estudió Norman Foster & Partners el proceso de vendimia para el diseño de la bodega.

Maqueta de la bodega desde arriba. Lo plateado que se ve subiendo (y bajando) por las puntas de la estrella son camiones.

Lo que más me llamó la atención fue cómo de bien pensado lo tienen para la descarga de la uva en vendimia, ya que como podéis ver por la foto anterior, la bodega tiene forma de estrella de tres puntas, pues bien, los camiones hacen un recorrido de un solo sentido para no interferirse los unos con los otros, entrando por uno de las puntas y saliendo por otra.

El resto del proceso de elaboración del vino es el mismo de siempre, primero se hace la fermentación alcohólica y luego la maloláctica. 

Zona de depósitos vista desde arriba.

Lo siguiente es el paso a barrica para su crianza (el tiempo y el tipo de barrica variará según el vino del que estemos hablando):
  • Portia Roble: 4 meses en barrica de roble francés
  • Portia Crianza:  10 meses en barrica de roble francés y 4 meses en barrica de roble americano.
  • Portia Prima: 15 meses en barrica de roble francés.
  • Triennia: 14 meses en barrica de roble francés

Zona de crianza en barricas.
En las paredes laterales podéis ver obras de artistas contemporáneos.

Tras estos meses de crianza el vino es embotellado y pasa otros cuantos meses más en botella antes de ser etiquetado y puesto a la venta.

La zona de barricas es muy bonita y tiene algo muy curioso que no he visto en otras bodegas, tienen una exposición de arte contemporáneo. Las paredes de zona de barricas están decoradas con obras de artistas que han querido colaborar con "Bodegas Portia" para tal labor.

La iluminación también es algo diferente a lo que hayáis visto en otras bodegas. Tiene un significado que no os voy a desvelar para no estropearos la sorpresa cuándo la visitéis.


Aunque lo que quizá sea más diferente de todo, sea el dormitorio. Si habéis visitado otras bodegas estaréis acostumbrados a que esté lleno de jaulas metálicas enormes y no sea nada acogedor, pues bien, el de "Bodegas Portia" te hará sentir como si estuvieras en casa.

Esos paneles de madera son preciosos, da gusto pasear por la sala.

La Cata

En la cata nos dieron a probar el "Portia Crianza" y el "Portia Prima". He de reconocer que ambos me gustaron, pero el "Portia Prima" tenía algo especial, y me gusto más. De hecho, me gustó tanto que me traje un par de botellas para casa, jejeje.

Me quedé con ganas de probar "Triennia" :-(


Como curiosidad os comentaré que "Portia Prima" fue seleccionado en una cata a ciegas seleccionado para ser servido en la cena de los premios Nobel de La Paz en 2010.

Triennia GastroBar

Si queréis que la visita a la bodega sea redonda, podéis completar la experiencia visitando "Triennia GastroBar", un restaurante dentro de la propia bodega que fusiona cocina tradicional con vanguardista.

Tienen una zona de barra donde poder tomar tapas, y zona de restaurante, con menús que cambia n cada temporada.

Terraza de "Triennia GastroBar"
El panel de madera que se ve en el fondo está hecho con barricas viejas y es ¡¡una pasada de bonito!!

Yo no lo probé por lo que no os puedo dar opinión de la comida. Si alguno de vosotros ha comido en él, por favor, en los comentarios comentadme ;-)

Lo que si os puedo adelantar es que tenían dos menús de barra, uno por 12€ que incluía dos vinos y dos tapas y otro de 15€ que incluía dos vinos y tres tapas.

Algunas de las tapas de los menús de tapas.

En el restaurante también trabajan con menús y también había dos: "El Castellano" por 32€ y "El Terroir" por 45€ ambos incluyendo, aperitivo, comida, bebida y café

Mi Recomendación

La visita a "Bodegas Portia" es absolutamente recomendable, ya que es una bodega muy distinta a las que estaréis acostumbrados, y el precio no está nada mal, por 11€ os harán una visita muy completa con una explicación sobre la elaboración del vino desde la vid a la copa con la que saldréis muy contentos.

Zona de restaurante en "Triennia GastroBar"

Además la degustación de los dos vinos que ponen es de calidad, y la acompañan con un pequeño aperitivo de queso y chorizo.

Si también queréis comer en "Triennia GastroBar" ¡¡reservad siempre!! no es muy grande y mejor no correr el riesgo.

Tras la visita yo me tomaría algo en la terraza del gastrobar, lo vais a disfrutar mucho, es súper tranquilo y tiene unas vistas bonitas.

 --------------------------------------------------------------------

Bodegas Portia.
Carretera NI, km 170. Gumiel de Izán (Burgos)
Teléfono: 947 10 27 00
Precio visita: 11€ por persona.
Web: http://www.bodegasportia.com/es/inicio