"Shuwa, Shuwa". El primer Sake Bar de España.

El descubrimiento de "Shuwa, Shuwa" ha supuesto en mí un antes y un después en el maridaje de la comida japonesa. 

La experiencia que viví fue tan gratificante e interesante que estoy convencida de que los que sois tan curiosos como yo en cuanto acabéis de leer el post vais a estar reservando para ir.


"Shuwa, Shuwa" (pronunciado 'shuva shuva') es el primer Sake Bar que se abre en España y tenemos el privilegio de tenerlo en Madrid.

Lo conocí gracias al "Madrid Fusión" de este año 2017, me invitaron a una degustación de sakes allí y tras ver el local me puse en contacto con Mayuko Sasayama, la encargada y sommelier de "Shuwa,Shuwa", para visitarlo con más tranquilidad y conocer a fondo todo lo que ofrecen.

No sólo es un Bar de Sake también es un magnifico restaurante japonés con precios aptos para todos los bolsillos y con una calidad de producto superior a la media. Hasta os diría que calidad-precio es uno de los mejores que he visitado.

Concepto

Mayu me contó que el objetivo de "Shuwa,Shuwa" es dar a conocer el sake en España, ya que es un gran desconocido y tiene más similitudes de las que imaginamos con el vino.

Como ellos mismos se definen: "Shuwa, shuwa, un lugar para disfrutar del maridaje del buen sake con la comida japonesa"

 Zona de barra de la entrada.

El sake tiene la falsa fama de ser una bebida destilada, cuando no lo es. Es un producto obtenido por la fermentación del arroz, de hecho se trata una doble fermentación, en la primera convierten el almidón del arroz en azucar y en la segunda ese azucar se transforma en alcohol.

Nosotros fermentando la uva conseguimos vino y ellos fermentando el arroz consiguen sake.

Y al igual que nosotros tenemos vinos de diferentes tipos, ellos tienen sake seco, suave, afrutado, espumoso... ¡una variedad enorme!

En carta tienen más de 60 tipos de sake distintos.


Todas las semanas tienen diferentes eventos relacionados con el mundo del sake, ya sean cursos de cata, de cata con maridaje, barra libre de cócteles con sake...

Os recomiendo echar un ojo a su web para que veais todas las actividades que tienen semanalmente, o incluso podéis apuntaros a su newsletter para más comodidad.

Todo lo que os pueda contar yo en este post se queda corto frente a todo lo que os contarán ellos cuándo les visitéis.

Mi experiencia

Fui con mi amigo David y ambos decidimos dejarnos llevar y disfrutar lo máximo posible, por lo que dejamos a Mayu hacer.

 Zona interior de mesas bajas.

Ahhh, seguro que la mayoría de las veces que habéis pedido sake en un restaurante japones os lo han puesto caliente (quemando además), pues he de deciros que tomarlo frío es bastante habitual. Mayu me dijo que algunas de las veces que se calienta (en depende en qué locales), puede ser para tapar los defectos que tiene un mal sake.

Y otra cosa curiosa que me contó es que en Japón cuando pides el sake eliges también la temperatura a la que quieres que te lo sirvan, y ¡cada temperatura tiene un nombre! Tienen maquinas para calentarlo donde seleccionan los grados exactos que ha pedido el cliente.

Así de monísimo te lo sirven.
Las botellas de sake me parecieron todas, en general, preciosas.

Comenzamos por una cata de 3 sakes para ir adaptandonos a estos nuevos sabores. La verdad es que los tres eran muy diferentes y a medida que iba probándolos me gustaban más.

En las catas se prueban 6 sakes distintos (dos sets como los que veis en la foto) y os darán unos papelitos con todos los datos. La cata suele ir acompañada de algo de comida y el precio es de 20 €.

Con estos tres sakes tomamos un par de Otsumami Sets (Tapas Japonesas), en total 6 platillos diferentes y cada uno con un sabor diferenciado y especial.

SAPPARI SET.
De derecha a izquierda: Anchovy Hiyayakko (Tofu fresco con salsa de anchoas y tomate), Takenoko Kosani (yemas de bambú con copos de bonito seco) y Maguro-Zuke (Sashimi de atún marinado con salsa de soja, aceite de sésamo y sake) 

KOTERI SET (No todos los platos son del SET)
De derecha a izquierda: Tartar de salmón & Takuwan (salmón con nabo amarillo estilo shuwa, shuwa), algas con soja germinada y carne de waygu estofada con jengibre, soja y sake.

En realidad me gustaron todos, pero destacaría el atún marinado, la carne de waygu y el tofu con anchoas ¡Originalisimos!

Seguimos con otro par de sakes diferentes servidos de forma tradicional, uno de ellos con una jarrita con hielo picado dentro para que el sake no se ague y dure fresco hasta que lo termines y otro con el vaso típico de sake (masu) que se llena hasta el borde y rebosa en el contendor donde reposa.

 La jarrita y los vasitos a elegir.

En el caso de la jarrita, Mayu te da a elegir vaso donde servirtelo y eran todos ¡tan bonitos! que no sabía cual me gustaba, pero claro, elegir, tuve que elegir sólo uno.

Con estos sakes tomamos un variado de sushi (makis y nigiris) ¡Cómo estaban! De verdad os digo que eran pura mantequilla, se deshacían en la boca, me estoy relamiendo sólo de pensarlo. Con el sushi no tengo fin, lo amo.

 Nigiri & Maki Moriawase (variado de sushi).

Llegados a este punto estábamos llenos, pero como en "Shuwa, Shuwa" hacen takoyakis no podíamos irnos de allí sin probarlos, así que le pedimos a Mayu que nos sacara sólo uno para cada uno porque si no, nos íbamos rodando a casa.

 Takoyakis con patatas fritas de wasabi.

Estaban muy, muy buenos y creo que debe ser de los pocos sitios de Madrid donde los hagan.

La carta de comida como veis es muy completa y variada, y lo mejor es que ¡todo está rico!

Además de todo lo que os he comentado tienen: Suriyaki, Udon, Baos, Donburis, Sushi Bar, platos de temporada como el Uni-Ikura Don, algunos de los platos de su carta son de los pocos restaurantes japoneses donde los sirven.

También tiene un menú degustación a 39,80 € que incluye maridaje con tres copas de sake.

Los Cócteles

Como Bar de Sake que es, la carta de cócteles también es abundante, nosotros nos dejamos aconsejar por Mayu y el barman y nos decidimos por un coctel tradicional y otro "moderno". 

Con moderno me refiero a que muchos de los cócteles que conocemos (cócteles occidentales en general) los han reinventado con sake.

 Martini.

 Cóctel tradicional.

Como "moderno" tomamos un martini y como tradicional un coctel con té que tenia un color verde, muy verde que de hecho parecía té pero no, era un coctel riquisimo.

De primeras el sabor se me hacia raro, pero a medida que lo iba probando me gustó más, tanto que fue mi favorito de los dos que tomamos. Y la presentación... ¡no me digáis que no es original!


Mi Recomendación

Id abiertos a todo y dejáos aconsejar por Mayu.

Ella os hará algunas preguntas sobre qué tipo de vinos os gustan y cosas así para hacerse una idea del tipo de sake que os puede gustar, y ya os digo yo que acierta, a medida que avanzaba la noche conocía cada vez más mis gustos y daba en la diana.

Para una primera toma de contacto podéis ir a uno de los cursos de cata, ya que por 20 euros os haréis una idea muy buena sobre el mundo del sake y más adelante si os ha gustado, os recomiendo volver para completar la experiencia con una buena cena con maridaje.

 Mapa de las bodegas de sake de Japón.

Si no sois muy habituales de la comida japonesa yo me decantaría por el menú degustación y compartiría los segundos entre los que vayáis, de esta forma probaréis un montón de platos de la carta y la cuenta tampoco se os irá de madre.

Y si sois unos locos de la gastronomía nipona yo me decantaria por vivir una experiencia parecida a la que viví yo, empezad por un par de los cuatro Kikisake Sets (sets de sake) junto con los dos Otsumami Set (tapas japonesas) y completad con algún variado de Sushi y/o algun plato más de la carta. Terminado la noche con un coctel de sake, que ya veréis lo curiosos que son algunos.

 Interior de la barra.

"Shuwa, shuwa" es un sitio que hay que conocer, tiene platos y bebidas que se salen de lo habitual y si sois unos foodies empedernidos lo vais a amar. 

Siempre dejaos aconsejar por Mayu y sus compañeros, y preguntad, preguntad todo lo que queráis ellos estarán encantados de ayudaros ya que cuanto más se conozca el mundo del sake y más satisfechos salgáis, más felices serán ellos.




Valoración
Comida - 9/10
Servicio - 10/10
Calidad/Precio - 8/10
Atmósfera - 10/10
 --------------------------------------------------------------------

Shuwa Shuwa
Calle Conde de Xiquena, 12. Madrid.
Teléfono: 91 138 54 60.
Metro: Alonso Martinez.
Web: http://www.shuwashuwa.es/