miércoles, 30 de noviembre de 2016

"La Chispería" del Mercado de Chamberí y sus Jornadas Micologicas.


Que mejor forma de presentaros La Chispería, un nuevo mercado gastronómico que lleva abierto hace pocos meses, que mostrándoos sus jornadas micológicas.

Como todos sabéis, de unos años a esta parte se han puesto de moda este nuevo tipo de espacios que engloban varias propuestas gastronómicas dentro de mercados de abastos de toda la vida para darles un nuevo aire. A todos los que ya teníamos en la capital se ha sumado el Mercado de Chamberí con su Chispería.

La Chispería se compone de 6 puestos de comida además de una cafetería y una cervecería que son comunes a estos 6 puestos.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Restaurante "Las Camachas" en Montilla (Cordoba).


Volviendo de la playa hice una parada en el camino en Las Camachas, un restaurante que me habían recomendado y que justo me pillaba para la hora de comer. Aunque no comí de "mesa y mantel" he de deciros que fue una parada muy agradable y que me quedé con ganas de más. A la próxima habrá que parar con más tiempo.

Tomé unas tapas y raciones y de paso aproveché para ver el restaurante por dentro, echar un ojo a la carta y gracias a esa comida informal ir catando la calidad de la comida.

martes, 22 de noviembre de 2016

ShowCooking en "La Conservera Delistore" de Frinsa.


Si os digo que con una lata de conservas podéis hacer unas tapas que "quitan el sentío" seguro que más de uno va a pensar: "¿Alicia, en serio me dices eso?. Se te va la pinza" Es posible que a veces se me vaya un poco sí, pero en este caso os confirmo de primera mano que con unas latas de conservas buenas podemos hacer platos maravillosos y sobre todo de calidad.

El jueves pasado asistí a un ShowCooking de la mano de La Conservera Frinsa y del chef Sergio Pérez que me abrieron la mente y descubrieron lo versátiles y vistosas que pueden ser unas conservas.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Restaurante "Rok" en Reykjavik.


Como si de tu propia casa se tratase aparece Rok bajo los cielos de Reykjavik, una casita de dos plantas que es restaurante y bar de copas. Con unas buenas vistas de la catedral y un ambiente tranquilo, cosmopolita y acogedor.

Lo encontramos de casualidad, buscando un sitio que cerrar tarde para cenar pasamos por delante, nos gustó y entramos (tampoco nos quedaban muchas mas opciones abiertas, la verdad, aun así fue un acierto)

cookieassistant.com