viernes, 19 de agosto de 2016

Receta: Bizcocho de limón natural.

Hoy os traigo una receta clásica de bizcocho de limón, pero con un sabor a limón que es incomparable, ya que lleva limón de verdad

Nada de esencia de limón, ni yogurt de limón... las cosas las hago a lo grande, y si ha de ser un bizcocho de limón, pues será un bizcocho de limón :-)

Cada vez que alguien lo ha probado ha quedado encantado y deseando volver a comerlo. Cuando lo hagáis en casa os aseguro un gran éxito entre vuestros comensales.






Ingredientes

3 huevos
200g de harina.
180g de azúcar blanca.
120ml vasito de aceite de girasol.
1 sobre de levadura (15g)
La ralladura de un limón y su zumo
Margarina para untar el molde.




Paso 1.-
Batimos bien los 3 huevos en un bol.

Paso 2.-
Añadimos el azúcar y lo batimos junto con los huevos, notareis que la mezcla va aumentando de volumen a medida que la batís, cuanto más aumente más ligero y esponjoso os va a quedar el bizcocho. Cuando lo veais cremoso y unido estará listo.

Paso 3.-
Añadís el aceite a la mezcla anterior y lo mezcláis hasta unificarlo y que el aceite no quede flotando sobre el resto de ingredientes.

Paso 4.-
Exprimimos el limón y guardamos su cascara para rallarla y usarla posteriormente.
Echamos el zumo del limón a la mezcla y hacemos como hemos hecho anteriormente, lo batimos y mezclamos bien con todo el resto de ingredientes.

Paso 5.-
Agregamos poco a poco la harina junto con la levadura que habréis tamizado antes (si no podéis tamizarla, no pasa nada, la añadís entre “harina y harina”) y lo vais mezclando con el resto de ingredientes que tenéis ya unificados en el bol.

Paso 6.-
Con la batidora, batís toda la mezcla para así unir definitivamente todos los ingredientes y airear la masa para que quede bien esponjoso el bizcocho.

Paso 7.-
Añadís la ralladura del limón y mezcláis con suavidad todo el conjunto.

Paso 8.-
Echad la masa del bizcocho en un molde que previamente habréis vestido con margarina en su interior (para que el bizcocho no se pegue).

Lo horneáis a 180 grados con calor por arriba y abajo unos 20 o 25 minutos (id viendo vosotros, ya que cada horno es un mundo).

Para el tiempo de horneado también es importante el molde que hayáis utilizado. A mi me gusta usar moldes de los que tienen el agujero en medio ya que distribuyen mejor el calor y los bizcochos tardan menos en hacerse.
 
Y ya sabéis que cuando salga el cuchillo limpio… el bizcocho está hecho. 



Ahora ya sólo queda hicarle el diente y disfrutarlo :-)
cookieassistant.com