jueves, 25 de septiembre de 2014

El brunch de Carmencita Bar

Calle San Vicente Ferrer, 51. Madrid.
Teléfono: 91 523 80 73.
Metro: Noviciado.
Precio: 10-20 €


Tras un intento fallido hace unos meses, el sábado pasado fuimos a tomar el famoso brunch de Carmencita Bar. Esta vez reservé antes porque no quería quedarme sin él por segunda vez consecutiva, el local es pequeñito y tiene mucha demanda, así que os recomiendo reservar por si acaso.

Lo sirven los viernes, sábados y domingos de 12 a 16:30.


El plato de Bunny
Triples huevos benedictine con Hash Browns.
Precio 10,50€.

Tienen la opción de brunch completo o de hacérlo tú a tu gusto. Me gusta esta opción.

El brunch completo incluye dos huevos Benedictine, guarnición, tarta del día, Mimosa y café grande. Su precio 14 euros.

Si preferís más la opción de construir vuestro propio brunch sale por un precio similar o incluso menor. Nosotras salimos a 9,50 € por cabeza, y os aseguro que no nos entraba nada más en el estómago.


 Carta en inglés.

 Carta en Español.

Tienen más tipos de huevos, cómo podéis ver en la carta, y hamburguesas, que ¡menudas hamburguesas!.

Nosotras para probar un poco de todo lo que hicimos fue pedir el plato de Bunny con los tres huevos, así probábamos todos (Bacon, salmón y aguacate) y una de las hamburguesas.

Como tardaron mucho en traernos la comida, los huevos llegaron fríos, pero no dijimos nada porque necesitabamos comer algo ya. La carne de la hamburguesa, sin embargo, sí que estaba calentita.

Supongo que esto de la tardanza sería puntual, ya que cuando lo se comentamos, se quedaron extrañados.


 Hamburguesa con pimiento verde y queso provolone.
Precio 8,5€.


Los huevos estaban muy bien hechos, en la foto lo podéis ver: eran huevos escalfados muy, muy bien hechos con la yema totalmente líquida y el huevo hecho por fuera. Tienen el tiempo de cocción bien medido.

El que más me gustó fue el de aguacate. El salmón estaba salado (lo mismo que el salmón de Mercadona, que lo dejé de comprar porque de salado que estaba, no había quién se lo comiera).

La hamburguesa fue una maravilla, la carne estaba deliciosa, muy jugosa y con el punto perfecto. Tomamos la de pimientos y queso provolone.


 Aquí podéis apreciar lo bien que estaba hecho el huevo. 
 Fue partirlo y salió la yema completamente.

De guarnición en cualquiera de los platos se podía elegir entre: patatas fritas, hash browns y ensalada.

Os preguntaréis qué es eso del hash browns. Pues es patata cocida, aplastada (tipo puré de patatas que se notan los trozos) con cebolla hecha triángulos que luego se fríen.

Decidimos probarlo y a mí no me gustó porque estaba muy salado. Se veían por fuera los granos de sal y todo. Mi amiga Lourdes ni siquiera se terminó.

De postre decidimos no tomar nada porque estábamos llenas, pero algún día debería ir a probar una tarta. Las vi sobre la barra y tenían buena pinta. ¿El día que vaya a por otra hamburguesa? :-D


Interior de Carmencita Bar.

 Fachada.

Aprovecho el post para informaros que tienen intercambio de idiomas los martes a partir de las 21 horas. Como no he ido no os puedo contar más.

Si alguno ha estado y lo conoce, que aproveche los comentarios para informarnos y que quede el post, completo, completo :-)

cookieassistant.com