viernes, 1 de agosto de 2014

Le Coco: Nuevo Resto Bar en Chueca

Calle Barbieri, 15. Madrid.
Teléfono: 91 521 99 55.
Metro: Chueca, Gran Vía.
Precio: 20-30 €


Hoy os voy a mostrar un local que estoy convencida de que os va a encantar: El Resto Bar Le Cocó.

¿Y qué es un Resto Bar?. Muy fácil, es un establecimiento de restauración que puede ser considerado una mezcla entre un restaurante y un bar

Si ya teníamos los brunch (Breakfast+Lunch) (Desayuno+Comida), ahora tenemos los Resto-Bar

Fachada.

Ahora en Madrid se están abriendo varios. Es un nuevo concepto que pienso que está funcionando

Son una buena opción para picar, comer o cenar y mientras, tomas una bebida (cócteles, vinos, copas, refrescos...) 

Barra.

Dicho esto, os voy a enseñar Le Cocó. Lo primero deciros que me gustó mucho todo lo que probé, el sitio, el ambiente, el servicio, se está muy a gusto

Seguro que repito visita para probar más cosas, e incluso repetir alguna, porque las croquetas de carabineros y el tartar de atún estaban de morirse.

Bombones de pollo al curry con salsa Le Cocó 
(lo de la foto es media ración)

Croquetas de Carabineros 
(lo de la foto es media ración)
Sin palabras, cuando vayáis las tenéis que pedir sin excepción.
Son cremosas, la bechamel muy ligera y suave, pero con gran sabor.

Micuit de Foie con Sobaos Pasiegos y gelatina de moscatel 
(lo de la foto es media ración)
Puede parecer raro el sobao con el foie, pero la verdad es que casan fenomenal. 
Éste también lo tenéis que pedir cuándo vayáis.

Tartar de atún rojo y aguacate.
EXQUISITO
El atún muy fresco (además estamos en temporada de atún, hay que aprovecharla) con un toque de sésamo maravilloso. 
Ya sabéis que adoro el sésamo, así que...

Tiradito de Pez Mantequilla con salteado de ajetes y jengibre.
El toque del jengibre es suave, no tengáis miedo si lo pedís.

El local lleva abierto poquitos meses, es otra de las apuestas de Esteban Arnáiz, un empresario con gran experiencia en restauración

Él mismo se encarga de tomar las comandas y está pendiente de que todo salga a la perfección. 

Las tartas.

Le Cocó es una monada. Es grandecito, y está puesto con gusto, desde las mesas, las sillas, las lámparas... hasta la vajilla. La decoración está cuidadísima, incluidos los baños. 

En esta mesa precisamente, me senté yo :-)

No sé porqué siempre me gusta ver los baños de los sitios bonitos, ¿quizá es porque no siempre están a la altura del resto del local?. En este caso, lo estaban. 

El grifo del lavabo me encantó y a mi acompañante el espejo le pareció muy original, es la puerta de un armario ¡con sus bisagras y todo!

Salón.

Salón.

Primero te ponen un aperitivo, un aperitivo que ¡como no te quiten de la mesa te lo comes enterito! 

Es un cubo enorme de mantequilla francesa deliciosa. Lo acompañan con mini-panes de sabores. Mi favorito fue el de aceitunas negras.

El aperitivo que os comentaba, el gran cubo de mantequilla con sus panes de sabores.
¿Cuánto les durará un cubo de estos?

Pedimos varias medias raciones para probar más cosas. Como varias cosas de la carta nos tentaban demasiado, le preguntamos a Esteban cuáles eran sus recomendaciones, le hicimos caso en varias de ellas (que coincidían con algunas de las tentaciones, todo hay que decirlo) y acertamos de pleno. 

Si tenéis dudas, preguntadle, estoy segura de que os sacará de dudas con  una gran sonrisa.

Carta Principal.

Postres, desayunos y meriendas.

Cócteles.

Vinos.

Como suelo hacer cuando voy a un sitio nuevo, dejo ir mis ojos detrás de cualquier plato que salga de cocina (y yo no haya pedido)... ¡La hamburguesa tenía una pintaza! 

Si alguno ha ido ya a Le Cocó a comerla, que me confirme si mi intuición es buena, que para mí que sí :-).

Esta mesa redonda de la ventana me parece ideal para comer en grupo.

Salón.

Y los postres. Bueno, más bien el postre estrella de Le Cocó. Estábamos llenísimos, peeeeero, Esteban nos dijo que no nos podíamos ir de allí sin probarla, así que, la probamos: La tarta de la abuela.



¿Os acordáis de esa tarta de galletas y chocolate que preparaba la madre o la abuela de vuestros amiguitos cuando ibais a su fiesta de cumpleaños en su casa?. Pues esa tarta de galletas y chocolate es la que comeréis si pedís la tarta de la abuela.

La tarta de la abuela.
En esta foto se aprecian bien las capas de galleta.

La tarta de la abuela, desde otra perspectiva.
Me gusta cómo le queda el plato. Aunque más me gustó cuando la tuve en mi estómago ;-)

De hecho, la hace una abuela de verdad. Resulta que la madre de uno de los socios del Resto Bar, hacía de siempre esta tarta que era un éxito en las reuniones familiares, y estaba tan buena que han decidido dar la opción de comerla en el restaurante para que así todos podamos probarla, ¿No os parece una idea genial?.

Un rinconcito especial.

Le Cocó está abierto de 09:00 a 00:00 de domingo a miércoles y de 09:00 a 02:00 de jueves a sábado. Os recomiendo reservar antes.

El horario, como veis, es amplio y nos da opción de ir a desayunar, comer, merendar o cenar. ¡No tenéis excusa para no ir!


cookieassistant.com