lunes, 14 de julio de 2014

¿Cómo aprovechar bien el perejil y no poner toda la cocina perdida?

¿Os acordáis de se truco tan bueno que me dio mi compañero de trabajo Nacho, para pelar las granadas?

Pues se está aficionando a darme trucos, y como me parecen tan chulos, ¡sobre todo la forma en que los redacta!., aquí os dejo uno para aprovechar bien el perejil, que no se estropee y no dejar toda la cocina perdida de pizquitas verdes.





"Pues resulta...

..que el otro día, cenando en casa de mi hermano y mi cuñada unas patatas con ali oli, tengo que decir que estaban buenísimas, me veo que para preparar el ali-oli-mayonesa-con ajoperejil, saca un rodillito del conge y empieza a picarlo.

Pues resulta...   ...que era perejil congelado, a lo que me dije que tenía que elaborar un documento Normatel para que quedara bien reflejado el procedimiento.


Instrucciones para picar perejil sin mancharse las manos. 

Para poder picar perejil sin dejar toda la cocina con restos de esta hierba, lo primero que haremos es congelarlo.

Para congelarlo, tomaremos un pedazo de film transparente de unos 30 ó 35 cm. que colocaremos cuidadosamente sobre la encimera de nuestra cocina. Es importante evitar la respiración y los movimientos bruscos en el transporte desde el dispensador del film hasta la encimera, con el fin de impedir que se produzcan esos pliegues tan incómodos de deshacer. 

Yo he utilizado la marca Albal, pero se pueden utilizar otras marcas obteniendo el mismo resultado.
Ahora cogeremos el manojo de perejil que nos ha regalado el pescadero y lo lavaremos bajo un chorro de agua fría, dejando los tallos de unos 8 cm. aproximadamente. Alineamos todos los tallos y ponemos el manojo de perejil sobre el extremo inferior del film. Enrollaremos el film apretando bien el perejil, con el fin de conseguir un cilindro de unos 2 cm. de diámetro (lo que viene siendo una moneda de 10 céntimos de Euro). Una vez hecho el cilindro, doblamos el film sobrante para que quede cerrado y lo metemos al congelador. 

Ahora que tenemos el perejil congelado y lo vamos a necesitar para hacer una merluza en salsa verde, sacamos el cilindro del congelador, desenrollamos el film por la parte de las hojas y lo colocamos sobre nuestra tabla de madera de Ikea. Cogemos nuestro cuchillo bien afilado Arcos y empezamos a picar en finas lonchas la cantidad necesaria. Et voilá.

Ya solo falta una buena receta de merluza en salsa verde. Toma nota Alicia.

Nota: Las medidas se han realizado con una regla plana de 40 cm. Faber-Castell de color verde, pero se pueden utilizar otras marcas obteniendo el mismo resultado"


Fuente - Nacho

cookieassistant.com