Un clásico entre clásicos: El Bocadillo de Calamares.

Otro de los grandes manjares de la gastronomía Española, el Bocadillo de Calamares.

Puede sonar extraño, ¿calamares rebozados y fritos, metidos en un bocadillo?. ¡¡Que raro es eso!!, pero una vez que lo pruebas ¡te encanta!.

 

En Madrid lo mejor es ir a comerlo a la Plaza Mayor en uno de los bares de las calles laterales, nada de la relaxing cup of café con leche, esa señora no ha ido a la Plaza Mayor en su vida me parece a mí, porque a la plaza mayor, de toda la vida, se va a por calamares.

A mi me gusta el bar que está en la esquina izquierda de la plaza que sale la calle a la calle Atocha, no sé el nombre de la calle y en el maps no lo pone, pero es fácil de encontrar. 


 Cervecita fresquita, bocata de calamares y aceitunas campo real. ¡Gran combinación!.

Es un bar alargado, tipo pasillo, la barra queda a tu derecha, digo esto porque hay otro al lado en que la barra queda a tu izquierda, pero no se porqué siempre voy al otro. Una cosa que me gusta de estos bares es que va gente de Madrid de toda la vida, ves a muchos matrimonios mayores que han debido ir ahí de siempre, y siguen haciéndolo.

Lo mejor, el precio del bocata es de 2,70 euros.

Siempre me pregunto cuántos kilos de calamares gastarán al día en estos sitio, porque venden bocatas para aburrir.