sábado, 31 de agosto de 2013

Les Domaines

28, Place de L´horloge. Avignon.
Teléfono: 04 90 80 93 31.
Precio: Plato del día 8,5 €.


View Larger Map

Ubicado en pleno centro de Avignon, rodeado de restaurantes para turistas. No sabía cual elegir para comer, y como ese día me apetecía carne con patatas y ensalada, algo del estilo del día de Arles, me decidí por este lugar, estaba muy bien de precio porque una de las opciones de plato del día era éste.


La carne no estaba mal, normalita, las patatas me decepcionaron, esperaba las típicas patatas que te ponen por allí, fritas caseras y partidas anchas, estas eran las clásicas congeladas, aun así no comí mal.
Lo mejor, la carne y el tomate asado.

Terraza.


Estuve en pleno festival de teatro, ¡no os podéis imaginar el ambiente que hay!.

Aunque o vayáis a ver ningún espectáculo merece la pena pasar por Avignon para verlo. La ciudad entera es una fiesta, hay mas de 1000 espectáculos diferentes entre oficiales y los off. 


Plaza del palacio de los papas.
Este tipo de arquitectura es la que hay en todo Avignon antiguo, además bastante cuidado lo tienen.
Hay unos jardines arriba, donde hay vistas del río y la ciudad y se puede tomar un picnic muy agradable.

Vista de Avignon desde una venta del palacio.
Parece un pueblito.

Vista del "skyline" de Avignon desde el final del puente de Saint Bénezet, que es patrimonio de la Humanidad.


La ciudad entera está llena de carteles,  desde primera hora del día a ultima de la noche las diferentes compañias van con sus trajes paseando por la ciudad dándote su flyer para que vayas a verles trabajar.

Yo no quitaban mi cara de asombro en ningún momento. The show must go on! como decía Queen.

Esta foto me encanta.
Todas las calles y plazas estaban forradas de carteles de teatro, como podéis ver en esta, no dejan ni un hueco libre, y nadie tapa a nadie, ni nadie quita el cartel de los demás.

Vista de la plaza de los papas desde la entrada del parque. En esta foto esta medio vacía, mas tarde se puso hasta arriba de gente en corros como el que se ve, porque en cada corro había un espectáculo, y así por toda la ciudad. Baile, teatro, música...


Aparte de eso, Avignon es una ciudad preciosa, pequeñita, pero muy bonita, merece la pena pasear por ella y dejarse llevar a donde te lleven los pies. Seguro que volveré.


 Post Relacionados:

cookieassistant.com