jueves, 8 de marzo de 2012

Mi pequeño placer: Los huevos fritos con patatas



En la vida hay que disfrutar de los pequeños placeres diarios, así es cómo se consigue ser feliz, la felicidad absoluta no existe, todo es relativo.

Una de las cosas que yo utilizo para darme pequeños placeres es la comida, a veces yendo a comer a sitios que me gusten, o porque la comida es muy buena, o porque el el ambiente es agradable, o porque me  gusta como me atienden, o porque simplemente es bonito.

 Patatas Gajo.

Otras veces no hace falta salir a comer fuera para poder tocar el cielo con el paladar, uno de los platos que a mi me hace disfrutar son los huevos fritos con patatas.

Si, aquí donde me veis, me encanta ese sencillo plato. Mucho salir y mostraros sitios bonitos, acojedores y modernos, pero con unos huevos fritos soy feliz, son un manjar de dioses.

 Huevo a la plancha.

A mi me gusta que la yema esté sin cuajar, pero sin la capa de baba transparente por encima, y la clara que este frita, no a la plancha, con un pequeño crujiente en los bordes, mmmmm. Y si lo acompañas de un "chorreón" de vinagre en la yema y buen pan para mojar, si es de esos con frutos secos y semillas por encima... orgasmo culinario asegurado.

 Pan con semillas de sésamo.

Las mejores patatas, las gajo con cascara, ¡me encantan!. Caseras salen ricas, pero esta vez tengo que romper una lanza en favor de las patatas congeladas de gajo, están super logradas.

¿Cual es vuestro pequeño manjar culinario?.


cookieassistant.com