Bazaar

Calle Libertad, 21. Madrid.
Teléfono: 91 523 39 05.
Metro: Chueca.
Precio: 20-30€


Restaurante de la misma cadena que "El rincón de Susana", "La gloria de Montera", "Public" y "Ginger". Este era uno de los 2 que me faltaba por visitar.

La comida es muy parecida a la de los otros locales, un poco español creativo. La relación calidad-precio está bien, lo único que veo es que usan demasiadas salsas para todo, y comer habitualmente aquí puede hacernos coger unos kilos no deseados.

Por dentro el restaurante es muy bonito, está decorado en madera de color blanco con botes, sacos, botellas... de comida antiguas, de otros países... la verdad es que está muy cuidado.


El servicio es muy rápido, realmente parece un restaurante de comida rápida por la velocidad a la que te sirven, eso si, muchos de los camareros son chinos y no les entiendes muy bien cuando te hablan.

Al mediodía de lunes a viernes tienen un menú a 9.95€ que incluye primer y segundo plato, postre, pan y bebida o café.

2 comentarios:

  1. El fin de semana tuve oportunidad de cenar en el Ginger. No había leído este post, pero mi impresión fue la misma: te sientes como en un local de comida rápida.

    Si bien es cierto que las raciones, los platos y la relación calidad-precio están muy bien, la atención no está tan bien.

    Te sientes asfixiado por la celeridad con la que atienden, como te apremian para que pidas, comas, termines de comer y pasar al siguiente.

    Un detalle que vi además feo, fue que tenían en medio de la sala los cestos para los manteles sucios de tal manera que al desmontar una mesa para ponerla de nuevo echaban ahí toda la mantelería, descuidadamente, y sin tapar siquiera. Es un efecto muy feo.

    En la cena estábamos 6 y era dificilisimo conseguir hablar unos con otros, a pesar de estar en una mesa redonda, porque hay música y la insistente solícitud de los camareros por que fueramos avanzando en la cena, on entenderles, y que no nos entendieran muchos de ellos, interrumpía constantemente cualquier conversación fluída.

    Quizá en dias de diario para el menú del mediodía este metodo de atender sea favorable para clientes y empresarios: comer bien y deprisa, atendiendo a cuantos mmás mejor, pero desde mi punto de vista para una cena tranquila entre amigos, o parejas que deseen un rato para una comida de confidencias y tranquilidad, no es el sitio óptimo, a pesar de la relacion calidad precio.

    Se puede pagar con tickets restaurant, es otro punto a su favor, como lugar para comer en horario de oficina.

    Dudo que repita y si me sugieren repetir, intentaré proponer otro sitio nuevo, por lo menos si quiero disfrutar de la compañía.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Madre mia que cmentario mas completo!!!. Si es un post en sí mismo. Muchisimas gracias por el aporte. Estoy totalmente de acuerdo contigo, asi que creo que a Ginger... no iré :-)

    ResponderEliminar

¡Animáte a dejar tu comentario!.

Tu opinión seguro que ayudará al resto de los lectores.

Alicia.